ADF International

Bulgaria: la nueva ley amenaza los derechos de los padres

Resumen

  • ADF International interviene en la revisión constitucional de la nueva ley sobre asuntos de familia
  • En el Día Internacional de la Familia, los expertos advierten sobre el debilitamiento del poder de los padres

SOFIA (15 de mayo de 2020) – Hoy, en el Día Internacional de la Familia, ADF International ha remitido un escrito en el que se destacan las fuertes garantías que existen en el derecho internacional para los derechos de los padres. Se presentó como parte de la revisión de una nueva ley de servicios sociales en el Tribunal Constitucional de Bulgaria. La ley contiene disposiciones que podrían marginar el papel de los padres y permitir intervenciones injustificadas y desproporcionadas del Estado en la vida familiar. Algunas de estas disposiciones son similares a las leyes de Noruega que han sido ampliamente criticadas por erosionar los derechos de los padres. Las acciones de Noruega han dado lugar a una serie de demandas ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“Los niños merecen el cuidado y la protección de sus padres. El derecho internacional es claro en cuanto a que los padres tienen la responsabilidad de criar a sus hijos. El Estado no debe interferir en esas relaciones a menos que haya pruebas claras de un riesgo real grave. Bulgaria debe asegurarse de que cualquier nueva ley respete los derechos de los padres”, dijo Lidia Rieder, jurista de ADF International y uno de los autores del informe.

Los derechos de los padres en Europa

El artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos consagra el derecho a la vida privada y familiar. Junto con el artículo 2 del Protocolo 1 protege el derecho de los padres a guiar la educación de sus hijos. En los raros casos en que las autoridades tienen motivos para intervenir, debe hacerse con el objetivo último de la reagrupación familiar.

En muchos aspectos, la nueva ley emula el “modelo noruego”, que ha sido ampliamente criticado y sometido a examen por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. A raíz del caso de la familia Bodnariu, un informe de 2018 sobre las prácticas del organismo noruego de bienestar infantil, Barnevernet, suscitó serias inquietudes. Por ejemplo, mostró una alta tasa de intervenciones “de emergencia” por parte de la agencia. El razonamiento en que se basaron esas intervenciones fue motivo de especial preocupación, así como los tiempos de visita excepcionalmente breves que se suelen conceder.

“Los niños nacen de los padres, no de los gobiernos. Separar a un niño siempre debe ser el último recurso. Incluso si esto es realmente necesario, la reagrupación familiar debe seguir siendo un objetivo fundamental. La investigación en Noruega demostró que los organismos de protección de la infancia pueden causar daños a largo plazo a las familias y socavar el derecho previo que tienen los padres a criar a sus hijos. Bulgaria debería tener cuidado de no ir en una dirección similar”, dijo Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

El uso de las imágenes, ya sea para imprimir o para usar en línea, es libre mientras que estas se utilicen en relación a la nuestra nota

Relacionada

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.