ADF International

El gobierno del Reino Unido pone a las mujeres en riesgo con un giro de 180 grados respecto al aborto

Resumen

  • La nueva política permite los abortos en casa
  • Los expertos en derechos humanos critican la decisión nada transparente

LONDRES (31 de marzo de 2020) – Esta semana, el Gobierno del Reino Unido ha enmendado la normativa sobre el aborto para permitir que las mujeres tomen las píldoras abortivas en casa después de una consulta telefónica con un médico. Esto viene después de que el gobierno dijera inicialmente la semana pasada que no permitiría el cambio debido a preocupaciones de seguridad. Los cambios son los más importantes respecto al aborto en Inglaterra desde que se aprobó la ley en 1967. La enmienda, polémica, llega sin consulta pública, debate o escrutinio parlamentario.

“Como sociedad debemos apoyar a todas las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en circunstancias difíciles. A ninguna madre se le debe hacer sentir que está sola y sin esperanza. Permitir los abortos caseros sin supervisión pone a las mujeres de todo el Reino Unido en riesgo por ser una experiencia muy difícil sin los cuidados, el apoyo y la experiencia médica que necesitan. Además, el riesgo de que los abortos sean forzados aumenta significativamente si se permiten en el hogar. En lugar de permitirlo, especialmente en esta época de crisis, el gobierno debería utilizar sus recursos para apoyar tanto a la madre como al niño. Todos queremos una sociedad en la que los padres se sientan capaces de recibir a sus hijos en el mundo”, señala Ryan Christopher, responsable de políticas internas de ADF International en Londres.

Las mujeres vulnerables son las que corren más riesgo

La ley del aborto en el Reino Unido establece que los abortos deben realizarse en clínicas, centros de salud u hospitales autorizados. Después de la creciente presión de los lobbies abortistas, el gobierno anunció que los abortos en casa están permitidos durante la crisis del coronavirus después de haberlo descartado inicialmente. Los nuevos reglamentos suscitan preocupación en torno al abuso en el hogar y la salud física y mental de las mujeres que se someten a un aborto sin control y en soledad.

“Exponer a las mujeres vulnerables a este tipo de abortos en el hogar es una decisión que el gobierno ha tomado a la ligera. Esta excepción a la ley del aborto podría tener un efecto duradero en la forma en que se aborda esta práctica en el Reino Unido, dejando a las más vulnerables en mayor riesgo. Si los lobbies abortistas pensaron que era necesario cambiar la ley, hay formas adecuadas y democráticas de abordar esto”, señala Robert Clarke, subdirector de ADF International.

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.