ADF International

El Tribunal Europeo se niega a aceptar los casos relativos a la objeción de conciencia

Resumen

  • El Tribunal Europeo de Derechos Humanos declara “inadmisibles” los casos de las matronas suecas Grimmark y Steen
  • Suecia sigue siendo uno de los pocos países europeos que no protegen la libertad de conciencia

ESTRASBURGO (12 de marzo de 2020) – Hoy, en una breve sentencia escrita, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha declarado inadmisible la solicitud de las dos matronas suecas Ellinor Grimmark y Linda Steen. Después de negarse a practicar abortos por motivos de conciencia, a las dos matronas se les denegó el empleo en Suecia. Después de pasar por los tribunales suecos, apelaron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“Estamos muy decepcionados por la decisión del Tribunal de no atender los casos de las señoras Grimmark y Steen. Un fallo positivo del Tribunal habría sido un paso importante en la protección del derecho a la libertad de conciencia. Los profesionales médicos deberían poder trabajar sin verse obligados a elegir entre sus convicciones y sus carreras.  Aunque la libertad de conciencia está protegida como derecho fundamental en casi todos los demás países europeos, la decisión de hoy marca una oportunidad perdida de defender esta importante protección en Suecia. En su breve sentencia escrita, el Tribunal acordó que Suecia había interferido con los derechos de estas matronas. Sin embargo, al no asumir el caso, la decisión supone una peligrosa desviación del propósito del Tribunal de proteger las libertades fundamentales”, dijo Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

La libertad de conciencia está en juego

A ambas mujeres, representadas por los abogados escandinavos de derechos humanos, se les denegó el empleo cuando dejaron clara su postura sobre su participación en los abortos. A Steen se le dijo: “No es nuestra política o nuestro enfoque dejar ninguna posibilidad para una cláusula de conciencia. No tenemos ni la capacidad ni la intención de trabajar con esas excepciones”. Grimmark se enfrentó a una situación similar. El Tribunal del Condado de Jönköping falló en su contra y la condenó a pagar los costos legales que ascienden a una cantidad de 150.000 euros.

“Elegí ser matrona porque quería ayudar a traer vida a este mundo. No puedo entender por qué el gobierno sueco se niega a respetar mi conciencia. Ahora trabajo en Noruega, donde se respeta, pero nadie puede explicar por qué Suecia no puede hacer lo mismo”, explicó Ellinor Grimmark después de que presentara su caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hace cuatro años.

“El derecho internacional establece claramente la protección del derecho a la libertad de conciencia. Nadie debe ser obligado a decidir entre su profesión y su conciencia. En lugar de obligar a las matronas y otros profesionales de la salud a abandonar su profesión, Suecia debería tratar de proteger sus convicciones morales”, dijo Paul Coleman, director ejecutivo de ADF International.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo se pronuncia sobre los casos en que se alega una violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Las decisiones del Tribunal pueden afectar a más de 820 millones de europeos en los 47 Estados miembros del Consejo de Europa. El Tribunal sólo estudia el 6 por ciento de los casos que se le presentan.

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.