ADF International

Estudiante provida suspendida asegura el convenio con la Universidad

Resumen

  • Julia Rynkiewicz se enfrentó a la suspensión de los estudios de obstetricia y a una investigación de 4 meses para saber si es apta para ejercer la profesión como resultado de su participación en la asociación provida.
  • Rynkiewicz aceptó el acuerdo ofrecido por la Universidad de Nottingham después de su queja formal.

NOTTINGHAM (25 de noviembre de 2020) – ¿Las universidades están censurando las opiniones de los estudiantes? La estudiante de obstetricia Julia Rynkiewicz cree que sí, y su caso recién resuelto es un ejemplo de ello. Rynkiewicz fue presidenta de “Nottingham Students for Life”, una asociación estudiantil provida a la que el Sindicato de Estudiantes de la Universidad de Nottingham le negó inicialmente su afiliación.

Rynkiewicz se enfrentaba a una suspensión y a una investigación de aptitud de cuatro meses para la práctica, interrumpiendo su educación. Después de que se desestimaran todas las acusaciones contra ella, cree que fue injustamente atacada por sus creencias, que hubo importantes fallos de procedimiento que afectaron a la investigación y que la universidad debería disculparse “como una cuestión de justicia”.

Tras el rechazo de las acusaciones contra ella, Julia presentó una queja formal ante la universidad. Después de la revisión en tres niveles del proceso, el centro ha ofrecido un acuerdo.

“Parar mi vida debido a una investigación injusta fue realmente difícil, tanto mental como emocionalmente. El acuerdo demuestra que el tratamiento que la universidad me dio fue erróneo, y aunque estoy feliz de seguir adelante, espero que esto signifique que ningún otro estudiante tenga que experimentar lo que yo he pasado. Lo que me sucedió puede atemorizar a otros estudiantes a la hora de expresar sus valores y creencias, pero la universidad debe ser el lugar donde se te invita a hacer precisamente eso”, dijo Rynkiewicz.

Estimado Boris Johnson: La campaña lleva el tema de la censura a Downing St.

Una encuesta nacional publicada esta semana por ADF International en el Reino Unido reveló que el 44% de los estudiantes se autocensuran frente a los profesores por temor a ser “tratados de manera diferente” si expresan sus verdaderas opiniones. Más de un tercio estuvo de acuerdo en que el número de eventos estudiantiles cancelados debido a las opiniones de los conferenciantes ha aumentado. ADF International (Reino Unido) envió una carta al No. 10 de Downing Street para pedir una respuesta urgente sobre este tema. En la carta se pide que el gobierno tome medidas para poner fin al acoso y reforzar las garantías legales para la libertad académica. Se anima a los partidarios de la libertad de expresión a que se unan firmando.

“De todos los lugares, la universidad es donde los estudiantes deben ser libres para debatir y explorar nuevas ideas, especialmente aquellas con las que no están de acuerdo. Me complace que con este acuerdo, la Universidad de Nottingham haya reconocido los errores que se cometieron al perseguir a Julia que simplemente quería vivir acorde a sus convicciones provida. Sin embargo, los resultados de la reciente encuesta de ADF International (Reino Unido) muestran que el silenciamiento discriminatorio de personas como Julia no es un incidente aislado. 1 de cada 3 estudiantes temen que sus opiniones sean consideradas “inaceptables”. La libertad para expresar ideas y convicciones debe ser restaurada en nuestras universidades. La actual censura en los campus puede convertirse fácilmente en una “cultura de cancelación” en la plaza pública”, dijo Ryan Christopher, director de ADF International (Reino Unido).

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.