ADF International

Expertos internacionales apelan al presidente de la Comisión Europea para que haga más por la libertad religiosa en todo el mundo

Resumen

  • La carta abierta a von der Leyen insta a que continúe el Enviado Especial para la promoción de la libertad religiosa o de creencias fuera de la UE
  • Se dice que el papel es vital para proteger a los perseguidos

BRUSELAS/WASHINGTON, DC (14 de mayo de 2020) – Los expertos internacionales en libertad religiosa enviaron una carta abierta a la UE pidiendo un mayor compromiso en la protección de este derecho fundamental en todo el mundo. La carta insta a Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, a continuar el mandato del Enviado Especial para la promoción de la libertad religiosa o de creencias fuera de la UE, un cargo creado por la antigua Comisión en 2016. Los participantes en la mesa redonda internacional sobre la libertad religiosa, incluida ADF International, firmaron la carta en la que se solicitaba la prórroga del cargo. En la carta también se destacan los crecientes ataques contra la libertad religiosa o de creencias en todo el mundo.

“Nadie debe ser perseguido por su fe. El papel del Enviado Especial para la promoción de la religión o las creencias fuera de la UE ha sido vital para defender a los que no pueden practicar libremente su fe. En una época en que la libertad de culto se ve específicamente amenazada y violada, papeles como éste deben reforzarse y no suprimirse. A través del Enviado Especial, la UE puede liderar los esfuerzos internacionales para proteger a las personas perseguidas por su fe y seguir siendo una voz destacada en materia de derechos humanos universales”, dijo Kelsey Zorzi, directora de promoción de la libertad religiosa global en ADF International.

La carta pide que la UE sea líder en derechos humanos

La carta describe los crecientes ataques a la libertad de pensamiento, conciencia y religión en la última década y pide que la UE sea líder en la defensa de estos derechos a nivel internacional. Gracias a su experiencia en la colaboración con el Enviado Especial, la mesa redonda internacional sobre la libertad religiosa expresó su gratitud por la cooperación de esta figura y el éxito de su labor de defensa de las víctimas que han sido objeto de ataques por su religión o sus creencias.

La carta hace referencia a los informes internacionales que indican que la libertad religiosa está siendo atacada cada vez más: “El 83% de la población mundial vivía en países con niveles altos o muy altos de restricciones y/o hostilidades en 2017, frente al 79% en 2015, el 74% en 2014 y el 68% en 2007. Estas libertades se ven socavadas y amenazadas en muchas partes del mundo, ya sea en forma de leyes contra la blasfemia y la conversión, de graves restricciones a la libertad de expresión y la libre práctica de la religión, o de ataques físicos contra personas por motivos de fe y de creencias, como los musulmanes en Nueva Zelanda, los cristianos en Sri Lanka, los judíos en San Diego o las crisis actuales de los rohingya en Myanmar.

Incluso ahora, innumerables presos de conciencia, entre ellos los encarcelados por su religión o creencias, languidecen en circunstancias espantosas, excepcionalmente vulnerables a enfermedades como la COVID-19. Estos individuos necesitan las voces de la comunidad internacional.

Paul Coleman, director ejecutivo de ADF International señala: “En todo el mundo, millones de personas se enfrentan a la persecución por su fe. Los cristianos, en particular, se enfrentan a una persecución generalizada y severa. Nadie debería ignorar la difícil situación a la que se enfrentan los cristianos todos los días”.

La mesa redonda sobre la libertad religiosa internacional es un grupo de expertos de alto nivel y organizaciones internacionales que protegen y promueven la libertad religiosa de las comunidades de todos los credos.

Puede leer la carta completa aquí.

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.