ADF International

Gran debate: ¿Cristianismo en la esfera pública?

Summary

  • Los expertos debaten el papel del cristianismo en los problemas contemporáneos más apremiantes
  • Las leyes contra la “incitación al odio” amenazan cada vez más la libertad de expresión en Europa

EDINBURGO (28 de octubre de 2019) – ¿Cómo puede contribuir el cristianismo a la esfera pública del siglo XXI? Un grupo de expertos debatió el papel del cristianismo en cuestiones contemporáneas más apremiantes. Paul Coleman, director ejecutivo de ADF International, habló sobre la criminalización de la “incitación al odio” y la amenaza que esto representa para la libertad de expresión en la sociedad.

“La libertad de expresión es un derecho fundamental que es clave para una sociedad democrática. Debe protegerse y fomentarse en la esfera pública, tanto en el día a día como en Internet. La definición poco clara y amplia de la llamada “incitación al odio” hace imposible lograr un consenso entre los legisladores y los particulares sobre lo que debe o no debe permitirse que se diga o escriba. Las leyes contra el “discurso del odio” abren la puerta a la censura y a las violaciones de la libertad de pensamiento y expresión, ya que las opiniones minoritarias son excluidas de la opinión pública simplemente porque pueden ofender a alguien”, dijo Coleman, quien ha escrito ampliamente sobre el tema y es el autor del libro Censurado.

El debate fue organizado conjuntamente por la Asociación Cristiana de Abogados, la Asociación Médica Cristiana y la Asociación Dental Cristiana. Entre los intervinientes se encontraban Donald Findlay QC, el doctor Andy Bannister, el profesor David Galloway, Lord Purvis de Tweed, el doctor Donald Macaskill y Paul Coleman.

Impacto de las leyes contra el “discurso del odio”

El Informe Bracadale 2018 recomendó una nueva legislación sobre el “discurso del odio” en Escocia. Esto plantea interrogantes sobre dichas leyes y si son compatibles con la libertad de expresión y de pensamiento.

Censurado aborda el aumento de este tipo de leyes en Europa y su efecto devastador sobre la libertad de expresión. En Alemania, por ejemplo, decir un “insulto” puede ser un delito penal, mientras que en Polonia el hecho de ofender “sentimientos religiosos” conlleva una pena de dos años de prisión. Estos ejemplos, junto con cincuenta casos diferentes descritos en el libro, muestran cómo este tipo de leyes se están utilizando a la ligera en Europa.

Silenciando el debate honesto

Coleman apuntó que “las leyes contra el “discurso del odio” amenazan con silenciar el debate honesto sobre temas complicados. Sacar estos temas de la esfera pública silenciándolos a través de una legislación basada en definiciones vagas, no hará que desaparezcan, sino que sólo conducirán a graves violaciones de la libertad de expresión”.

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.