ADF International

news

La familia que educaba a sus hijos en casa gana la batalla por la custodia en Alemania

Summary

  • Un tribunal alemán dictamina que los hijos de los Wunderlich pueden quedarse con sus padres
  • La opinión de los niños se tuvo en cuenta

DARMSTADT/VIENNA (2 de julio de 2019) – Un tribunal de Darmstadt, Alemania, falló sobre el caso de la familia Wunderlich y su deseo de educar a sus hijos desde casa. El tribunal dictaminó que los niños permanecerán bajo la custodia de sus padres.

Sólo unas semanas después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictara sentencia contra la familia en enero, el mismo juez de familia alemán, que también estuvo implicado en el traslado de los niños en 2013, inició estas nuevas vistas. Más tarde fue sustituido por otro juez por motivos de parcialidad. Hace dos semanas, los dos niños más pequeños y los padres pudieron hablar ante el tribunal en relación con la asistencia de los niños a la escuela.

El derecho de los padres a orientar la educación de sus hijos es un derecho fundamental, protegido por el derecho internacional. Nos complace ver que el tribunal alemán respetó este derecho y reconoció que a los niños les va bien

“El derecho de los padres a orientar la educación de sus hijos es un derecho fundamental, protegido por el derecho internacional. Nos complace ver que el tribunal alemán respetó este derecho y reconoció que a los niños les va bien. Mientras esperamos la derivación a la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, confiamos en que también allí se salvaguarden los derechos de la familia Wunderlich”, dijo Robert Clarke, director de defensa legal de ADF International y abogado principal de la familia Wunderlich en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Los niños hablan sobre su propio bienestar

Esta semana, un tribunal local de Darmstadt dictaminó que los dos hijos más pequeños, que aún son menores, seguirán con sus padres. Los niños expresaron recientemente su deseo de ser educados en casa. La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos también reconoció que “el nivel de educación de los niños no era alarmante y que no se les impedía ir a la escuela contra su voluntad”.

“No estoy listo para asistir a una escuela pública simplemente porque los jueces alemanes no pueden imaginar que yo reciba una educación diferente. No toleraré que me arresten y encierren a la fuerza”, escribió uno de los niños en una carta al juez. Un hermano añadió: “Sólo quiero vivir y aprender en paz con mi familia sin el miedo constante a ser destrozado como en 2009 y 2013. Fui a una escuela pública durante un año y definitivamente no lo disfruté”.

Lucha continua por la patria potestad

La lucha de la familia Wunderlich para que las autoridades alemanas respeten sus derechos parentales se remonta a varios años atrás. En enero, la Sección Quinta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó sentencia en el caso Wunderlich contra el Estado alemán. En su decisión, el Tribunal dictaminó que no había habido una violación de los derechos de la familia cuando más de 30 agentes de policía y trabajadores sociales allanaron su casa en 2013 y separaron a los niños de sus padres por la fuerza. A principios de abril, la familia Wunderlich pidió al Tribunal que remitiera su caso a la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Ahora esperan una respuesta del más alto nivel de la Corte.

You Can Make an Impact

We are committed to cultivating a future in which truth and justice are upheld, and where religious freedom is robustly protected and culturally embraced. Will you join us?

arrow-circle-up Top