ADF International

La libertad de conciencia a juicio: el caso de la pastelería Ashers ante el máximo tribunal europeo

Resumen

  • El Tribunal Europeo de Derechos Humanos escuchará el caso relativo a la protección de los proveedores de servicios en Europa
  • ADF International interviene en apoyo de la libertad de conciencia

ESTRASBURGO/BELFAST (29 de octubre de 2020) – La libertad de conciencia está siendo juzgada para 820 millones de europeos en el próximo caso de Lee contra el Reino Unido en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Daniel y Amy McArthur, propietarios de la empresa Ashers Baking en Irlanda del Norte, se enfrentaron a una larga batalla judicial que comenzó en 2014 cuando se negaron a elaborar una tarta con el mensaje “Apoya el matrimonio gay”. La pareja, aunque perfectamente dispuesta a servir al cliente, encontró que el cumplimiento de esta petición en particular era incompatible con sus creencias religiosas. Con el apoyo de la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte, financiada por el contribuyente, Gareth Lee, que había pedido la tarta, demandó a la pastelería por discriminación. La organización benéfica del Reino Unido, Christian Institute, apoya a la familia McArthur. En octubre de 2018, la Corte Suprema del Reino Unido sostuvo que no había discriminación ilegal. En 2019 el señor Lee llevó su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo.

“Nadie debe ser forzado a actuar en contra de sus creencias. Tampoco se debe forzar a elegir entre su conciencia y su profesión. El derecho a la libertad religiosa y de conciencia contiene el derecho a actuar en consecuencia, incluso en un entorno profesional. En su sentencia de 2018, el Tribunal Supremo del Reino Unido confirmó acertadamente los derechos religiosos de los proveedores de servicios”, dijo Lorcán Price, asesor jurídico de ADF International en Estrasburgo.

La libertad de conciencia en Europa no debe convertirse en “letra muerta”

El Convenio Europeo de Derechos Humanos, supervisado por el Tribunal Europeo de Estrasburgo, garantiza el derecho a la libertad religiosa y de creencias en virtud del artículo 9 del Convenio. El Tribunal de Estrasburgo ha considerado sistemáticamente que la libertad de pensamiento, conciencia y religión “quedaría en letra muerta” sin el derecho a manifestar esas creencias en la práctica. Las cuestiones del caso de la pastelería Ashers reflejan preocupaciones más amplias a las que se enfrentan los ciudadanos de toda Europa cuando se aplican mal las leyes antidiscriminatorias para impedir que vivan su fe tanto en su vida empresarial como profesional.

“En su sentencia, el Tribunal Supremo del Reino Unido llamó la atención sobre el hecho de que la empresa Ashers Baking se negó a crear un mensaje particular pero en ningún momento se negó a servir a cualquier cliente en particular. De hecho, la prueba era que la pastelería había atendido anteriormente al demandante sin problema alguno. Si los profesionales se ven obligados a elaborar mensajes con los que están profundamente en desacuerdo, las consecuencias son muy amplias para muchos otros miembros de la sociedad”, dijo Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

El uso de las imágenes, ya sea para imprimir o para usar en línea, es libre mientras que estas se utilicen en relación a la nuestra nota

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.