ADF International

news

La resolución de las Naciones Unidas sobre mortalidad materna, es una perdida para las mujeres de todo el mundo.

Summary

  • El consejo de derechos humanos menoscaba la soberanía nacional en el tema aborto.
  • Organizaciones de derechos humanos critican el proceso y el resultado del mismo.

Ginebra (2 octubre 2018)– El 39° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrado en Ginebra concluyo el pasado 28 de septiembre. Uno de los principales documentos que fueron adoptados se enfocó en la mortalidad materna. El documento final ignoro completamente las preocupaciones expresadas durante las negociaciones por los diferentes países en vías de desarrollo.

“La adopción de la resolución sobre mortalidad materna en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra significa una gran pérdida para las mujeres de todo el mundo. Especialmente en los países en vías de desarrollo, donde miles de mujeres mueren a pesar de que existen grandes avances en la medicina, los cuales permitirían que las mujeres pudieran tener embarazos saludables hasta el momento de tener a su bebe, pero desafortunadamente estos avances no se han implementado. Lo que en realidad necesitamos es que la comunidad internacional implemente los servicios básicos de salud mediante los cuales se pueden salvar la vida las mujeres, pero desafortunadamente esta tarea que no ha sido implementada de manera adecuada”. Dijo Elyssa Koren, Directora de la oficina de ADF International ante las Naciones Unidas.

La sesión de tres semanas se centró en una flagrante promoción del aborto, una educación sexual radicalizada para los niños y otros temas controversiales. Guiados por Burkina Faso y Nueva Zelanda, la resolución sobre mortalidad materna ignoro las posiciones expuestas por otros Estados Miembros como Rusia, Egipto, y otros países que insistentemente expresaron que el enfoque de la resolución debía mantenerse en el problema de la mortalidad materna.

Ignorando la soberanía de los Estados miembros.

La resolución señala por primera vez que los “derechos reproductivos”, en su sentido más extenso significan aborto, lo cual fue incluido sin la cláusula sobre soberanía nacional, a pesar de que diferentes países en reiteradas ocasiones solicitaron que esta cláusula se incluyera. Esta cláusula, siempre se había incluido en las resoluciones anteriores a fin de salvaguardar la autodeterminación de los estados miembros y su soberanía interna en todos aquellos temas sensibles.

Varios países han experimentado la presión desde los diferentes sistemas de Naciones Unidas para que modifiquen sus leyes nacionales respecto el aborto. Incluir esta cláusula sobre la soberanía nacional es un mecanismo que ayuda a las naciones a resistir la presión impuesta por Naciones Unidas para que cambien su ley nacional. Mientras que la mayoría de los países occidentales tienen una postura liberal respecto de estos temas, muchas de las leyes nacionales de los países en vías de desarrollo protegen el derecho a la vida del no nacido y estas continúan teniendo un gran apoyo político y social.

“El consenso, efectivamente, no existe más en el Consejo de Derechos Humanos, a pesar de que es el principio fundamental sobre el cual las negociaciones multilaterales en las Naciones Unidas han estado basadas siempre. La soberanía nacional ha sido abandonada en esta resolución, lo que constituye una enorme amenaza al orden internacional y revela, la intensión de los poderes occidentales de promover descaradamente el aborto incluso cuando la vida de la mujer esté en riesgo”. Koren agrego.

You Can Make an Impact

We are committed to cultivating a future in which truth and justice are upheld, and where religious freedom is robustly protected and culturally embraced. Will you join us?

arrow-circle-up Top