ADF International

Proteja la libertad de expresión: Quedan 12 días para presentar opiniones en el Parlamento

Resumen

  • La Comisión Parlamentaria Mixta de Derechos Humanos ha invitado al público a participar en su investigación sobre la libertad de expresión
  • La censura en los campus universitarios es uno de los temas principales

LONDRES (20 de enero de 2021) – ¿Podemos proteger mejor la libertad de expresión en el Reino Unido? La censura ha sido objeto de un creciente cuestionamiento a lo largo del año pasado, especialmente en lo que respecta a las instituciones educativas. La Universidad de Cambridge desbarató en noviembre un intento de frustrar la libre discusión en su campus, y numerosos oradores han sido “desautorizados” por sus opiniones. El Comité Mixto de Derechos Humanos (JCHR) ha invitado al público a plantear sus preocupaciones sobre el tema antes del 31 de enero.

“Las universidades, por encima de cualquier otro lugar, deberían ser centros en los que donde la comunicación y el debate abiertos puedan florecer. Sin embargo, cada vez hay más pruebas de que la idea de un entorno de aprendizaje diverso se está deteriorando porque a los estudiantes se les prohíbe compartir sus opiniones, ya sea implícita o explícitamente. Más del 40% cree que sus profesores les tratarán “de forma diferente” si se sinceran sobre sus opiniones. Pedimos a la Comisión Mixta de Derechos Humanos que tome medidas para proteger a los estudiantes que son excluidos y silenciados en el campus simplemente por sus creencias”, dijo Jeremiah Igunnubole, asesor jurídico de ADF International en el Reino Unido.

La campaña “Proteger la libertad de expresión” insta al gobierno a garantizar que las universidades cumplan con sus obligaciones legales de proteger la libertad de expresión. Entre otras medidas, la campaña pide que el gobierno ofrezca unas directrices claras sobre la libertad de expresión en los campus universitarios y que el personal universitario y los representantes de los estudiantes reciban una formación exhaustiva sobre sus responsabilidades para defender y proteger la libertad de expresión como parte de su formación básica. Puedes firmar tu apoyo aquí.

Los estudiantes provida tienen la oportunidad de expresar sus preocupaciones

Los resultados de la investigación serán de especial interés para los estudiantes marginados, como Julia Rynkiewicz, la estudiante de obstetricia que fue suspendida por expresar públicamente sus opiniones “provida”. Con el apoyo de ADF International, se enfrentó al trato de la universidad y posteriormente aceptó una disculpa y un acuerdo.

Pero el caso de Julia no es un caso aislado. Según una encuesta reciente realizada por Survation, más de una cuarta parte de los estudiantes de un estudio a escala nacional declararon que ocultaban sus opiniones en el campus por si chocaban con la universidad, incluso en temas relacionados con la política, la religión y la ética.

La encuesta también reveló que 1 de cada 3 teme que su carrera se vea afectada negativamente si expresa sus opiniones sobre temas importantes para ellos.

“Somos testigos, demasiado a menudo, de cómo un sindicato de estudiantes toma partido por una cuestión social o moral e intenta censurar una de las partes del debate. Las universidades deberían comprometerse a acoger la diversidad de puntos de vista de todo el alumnado y se necesita desesperadamente una mejor orientación y formación. La Comisión Mixta de Derechos Humanos debería reconocer que los estudiantes se enfrentan a la exclusión social, o incluso a elevadas medidas disciplinarias, simplemente porque otros estudiantes o el personal no están de acuerdo con sus opiniones. Esta cultura va en contra del propósito mismo de la vida en el campus y de la misión general de una universidad”, dijo Ryan Christopher, director de ADF International en el Reino Unido.

El uso de las imágenes, ya sea para imprimir o para usar en línea, es libre mientras que estas se utilicen en relación a la nuestra nota

Relacionada

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.