ADF International

London-Parliament-1
news

La segunda prohibición para rezar en Londres es impugnada ante el Tribunal Supremo del Reino Unido

Summary

  • La segunda zona de censura en Londres alrededor de un centro abortista, sujeta a impugnación
  • La prohibición para orar y para ofrecer apoyo va “mucho más allá de lo que es razonable o proporcionado”

LONDRES (23 de mayo de 2019) – El municipio de Richmond ha sido llevado a juicio por una controvertida Orden de Protección de los Espacios Públicos (PSPO, por sus siglas en inglés) introducida alrededor de un centro abortista en Twickenham. En la zona censurada se ha prohibido la oración, el ofrecer apoyo y las protestas pacíficas fuera de las instalaciones.

“Aunque el Tribunal de Apelación tiene ante sí una impugnación similar, otro municipio ha intentado aprobar una PSPO increíblemente amplia que penaliza la libertad de expresión y las protestas pacíficas. También se ha enfrentado a una reclamación. Mientras que las ordenanzas están destinadas a abordar el comportamiento antisocial, tanto en Ealing como en Richmond van mucho más allá de eso, y mucho más allá de lo que podría considerarse razonable o proporcionado, prohibiendo incluso el ofrecer ayuda sin más. Una vez más, Richmond ha ignorado la evidencia de que cientos de mujeres han recibido ayuda y respaldo por parte de voluntarias pro-vida fuera de las clínicas abortistas. Los gobiernos locales y la policía tienen una amplia gama de poderes para hacer frente a cualquier comportamiento ilegal. Si establecemos un precedente de que los municipios pueden empezar a censurar los discursos con los que no están de acuerdo, no habrá forma de parar esto”, dijo Laurence Wilkinson, asesora legal de ADF International.

Segunda zona de censura en el área de Londres

La zona de censura de Richmond penaliza “la participación en cualquier acto relacionado con el aborto, por cualquier medio, incluyendo, sin limitación, medios gráficos, verbales o escritos, e incluyendo cualquier forma de asesoramiento o interacción con clientes del Servicio Británico de Asesoramiento sobre el Embarazo (BPAS, por sus siglas en inglés) o trabajadores de esta institución de salud en las calles”. También prohíbe expresamente la oración -incluso la oración silenciosa- relacionada con el aborto. Una recolecta para cubrir los costos legales consiguió más de 10.000 libras esterlinas en una semana.

La Orden de Protección del Espacio Público de Richmond llega tras el anuncio del ministro del Interior de que sería desproporcionado introducir zonas de censura a nivel nacional el pasado mes de septiembre. Estas zonas de censura se dirigen en particular a los grupos pro-vida que ofrecen ayuda y apoyo a las mujeres embarazadas que desean quedarse con sus bebés. La primera zona de censura aprobada por Ealing está puesta en tela de juicio por Alina Dulgheriu, una madre que pudo mantener a su bebé después de aceptar el apoyo de la Good Counsel Network mientras se dirigía a abortar. La decisión de Ealing fue ratificada inicialmente por el Tribunal Superior, pero ahora se enfrenta a la revisión del Tribunal de Apelación en julio.

“La libertad de expresión es la base de toda sociedad libre y democrática. Esta PSPO ignora la experiencia real de cientos de mujeres y es totalmente desproporcionada. Es una violación de la libertad de expresión, cuya importancia ha sido reiterada tan a menudo por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, especialmente cuando se trata de temas controvertidos como el aborto. Al criminalizar las ayudas, el municipio de Richmond ha eliminado la única opción real que tienen las mujeres de elegir si quieren abortar o no”, dijo Robert Clarke, director del departamento de abogacía europea de ADF International.

Lea aquí el artículo de Laurence Wilkinson sobre el caso.

You Can Make an Impact

We are committed to cultivating a future in which truth and justice are upheld, and where religious freedom is robustly protected and culturally embraced. Will you join us?

arrow-circle-up Top