ADF International

London-Parliament-1

Se rechaza el recurso contra la prohibición de orar en Ealing

Summary

  • Organizaciones de derechos humanos se muestran preocupadas por lo que supone la decisión del Tribunal de Apelación del Reino Unido
  • Se mantiene la zona de censura alrededor de los centros abortistas; se apelará a la Corte Suprema

LONDRES (21 de agosto de 2019) – El Tribunal de Apelación de Inglaterra y Gales ha desestimado hoy el recurso de Alina Dulgheriu. Ella apeló una decisión de la Corte Suprema que confirmaba una Orden de Protección de Espacios Públicos (PSPO, por sus siglas en inglés) alrededor de un centro abortista en el distrito de Ealing en Londres. Se penalizan actividades como la oración en silencio y la ayuda. La madre rumana desafió la PSPO poco después de su aprobación en abril de 2018. Ella misma había recibido ayuda de un grupo ya prohibido y argumentó que la orden viola los derechos fundamentales de libertad de expresión y de reunión. Dulgheriu apelará ahora ante el Tribunal Supremo.

“El Tribunal de apelación no ha dado la debida importancia a las violaciones de los derechos humanos causadas por la Orden de Protección de Espacios Públicos de Ealing. La medida desproporcionada y de gran alcance adoptada por el distrito de Ealing supone una grave amenaza para la libertad de expresión y de reunión. Establece un precedente negativo y proscribe incluso el ofrecer ayuda.

El Tribunal de Apelación no ha tenido debidamente en cuenta las violaciones de los derechos humanos causadas por la Orden de Protección de Espacios Seguros de Ealing. La medida desproporcionada y de gran alcance adoptada por el Ayuntamiento de Ealing supone una grave amenaza para la libertad de expresión y de reunión

Las sociedades libres deben discutir ideas controvertidas en lugar de simplemente criminalizarlas. La realidad muestra que cientos de mujeres como Alina han aceptado la ayuda ofrecida por grupos provida pacíficos fuera de los centros abortistas”, dijo Laurence Wilkinson, asesora legal de ADF International en Londres.

Amenaza a la libertad de expresión y de reunión

Alina Dulgheriu, una madre de la localidad, impugnó la PSPO del ayuntamiento del distrito Ealing ante el Tribunal Superior del Reino Unido poco después de su entrada en vigor en 2018. Dulgheriu se sintió capaz de dar a luz a su hija después de recibir apoyo fuera de un abortorio. Aunque el Tribunal Superior consideró que la aplicación de la zona de censura había afectado a los derechos fundamentales, decidió en última instancia que la PSPO estaba justificada y condenó a la madre a pagar los costes judiciales del juicio. El Tribunal de Apelación acordó revisar las conclusiones del Tribunal Superior y al final ha desestimado el recurso de Alina y rechazado los argumentos presentados por la tercera parte implicada, Liberty, que defendía los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de reunión.

“La decisión brindó a la Corte de apelaciones la oportunidad de reafirmar el derecho fundamental a la libertad de expresión y de reunión. En cambio, confirmó la decisión de Ealing de erradicar la ayuda en nombre de la “elección” al aborto. Esta PSPO ignora la experiencia real de cientos de mujeres como Alina y es totalmente desproporcionada. Es una violación de los derechos a la libertad de expresión y de reunión, cuya importancia ha sido reiterada tantas veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, especialmente cuando se trata de temas controvertidos como el aborto”, dijo Robert Clarke, director del equipo de abogados en Europa de ADF International.

Puede leer aquí la sentencia del Tribunal de Apelación.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.