ADF International

news

Tribunal Superior de Derechos Humanos: Noruega violó la patria potestad

Summary

  • El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dicta sentencia contra Noruega en un caso relativo a un recién nacido separado de su madre
  • Los jueces afirman que “las autoridades en el presente caso no persiguieron desde el principio el objetivo de volver a reunir al niño con su madre”

ESTRASBURGO (10 de septiembre de 2019) – Hoy, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha declarado que Noruega ha violado el derecho fundamental a la vida familiar a través de las acciones de sus servicios de protección infantil. El caso de Strand Lobben fue uno de los varios apelados ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en los que los padres se quejaron de que las autoridades noruegas habían sustraído ilegalmente a sus hijos de su cuidado. En este caso particular, un niño de tres semanas de edad fue separado de su madre en 2008 debido a las dudas sobre su capacidad maternal después de que ella hubiera solicitado apoyo. El niño fue llevado a un hogar de acogida y, en última instancia, a su madre sólo se le permitieron ocho horas de contacto al año con su hijo. Finalmente, se le negaron todos los derechos de visita, se le quitó a la madre la patria potestad y se dio al niño en adopción.

En una sentencia anterior, la Sección Quinta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos no había encontrado ninguna violación del artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que protege el derecho a la vida familiar. Sin embargo, en octubre de 2018, la Gran Sala, el nivel más alto del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, acordó revisar el caso. ADF International intervino ante la Gran Sala en defensa de un mayor respeto por los derechos de los padres en Noruega y destacando cuestiones fundamentales con respecto a los servicios de protección infantil en Noruega.

“La separación de los niños de sus familias debe considerarse siempre como un último recurso. Este es uno de los varios casos en los que las autoridades noruegas no dieron prioridad a la reunificación familiar. Nos complace ver una sentencia del Tribunal que protege los derechos de los padres y esperamos que sea una llamada de atención para las autoridades noruegas”, dijo Laurence Wilkinson, asesora jurídica de ADF International.

El fallo protege los derechos de los padres

Seis jueces coinciden en que “las autoridades en el presente caso no persiguieron desde el principio el objetivo de reunificar al niño con su madre, sino que más bien se imaginaron de inmediato que crecería en el hogar de acogida. Esta suposición subyacente corre como un hilo a través de todas las etapas de los procedimientos, comenzando con la orden de tutela”.

“Los defensores de los derechos humanos han estado destacando las prácticas destructivas de Barnevernet durante años. Esta decisión es un paso en la dirección correcta para los derechos parentales en Noruega y en otros países. Ni siquiera un juicio positivo puede compensar los preciosos diez años que esta familia ha perdido a manos del Estado noruego”, dijo Grégory Thuan Dit Dieudonne, abogado principal de la Sra. Strand Lobben.

La mala trayectoria de Noruega

Impulsado por el caso de la familia Bodnariu, un informe de 2018 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) sobre las prácticas de la agencia noruega de bienestar infantil, Barnevernet, reveló comportamientos alarmantes. Por ejemplo, mostró una alta frecuencia de intervenciones de “emergencia” por parte de la agencia. Los motivos de estas intervenciones fueron especialmente preocupantes, así como los tiempos de visita excepcionalmente cortos que normalmente conceden las autoridades.

“El propósito principal de las agencias de protección de menores es apoyar a las familias. La investigación sobre Noruega demostró que, sin garantías efectivas, estos pueden causar daños a largo plazo y socavar el derecho prioritario de los padres a criar a sus hijos. Noruega debe respetar este derecho e intervenir sólo cuando haya pruebas de un incumplimiento grave de las obligaciones paternales. Esperamos que esta sentencia garantice que Noruega respete plenamente su obligación de defender los derechos de los padres en virtud del derecho internacional”, dijo Robert Clarke, director de defensa en Europa de ADF International.

You Can Make an Impact

We are committed to cultivating a future in which truth and justice are upheld, and where religious freedom is robustly protected and culturally embraced. Will you join us?

arrow-circle-up Top