ADF International

Un oficial de policía gana un caso laboral histórico después de ser despedido por su fe

Resumen

  • El tribunal falló a favor del oficial de policía después de que fuera despedido por ser miembro de un grupo religioso.
  • La decisión tendrá un impacto positivo en los empleados públicos creyentes

YEREVÁN (22 de junio de 2020) – El Tribunal Administrativo de Armenia ha confirmado el derecho a la libertad religiosa en un caso que sienta precedente. Se trata de un oficial de policía condecorado que fue despedido por ser miembro de un grupo religioso. El Tribunal consideró que el despido no era válido y dictaminó que el agente de policía debía ser reincorporado a su puesto de trabajo e indemnizado por todo el período de su baja forzosa a partir de 2018. El fallo podría tener un impacto significativo en la libertad religiosa de los funcionarios públicos en todo el país. ADF International respaldó el caso del oficial de policía.

“Nadie debe ser obligado a elegir entre su profesión y su fe. Esta decisión es un paso positivo en la dirección correcta para proteger el derecho de los funcionarios públicos de Armenia a tener una creencia religiosa. Despedir a alguien de su trabajo simplemente por lo que creen es una violación de sus derechos fundamentales. El tipo de prohibición general que se impugna en este caso fuerza a las personas creyentes a la clandestinidad. Envía el mensaje de que la gente de fe debe ser objeto de sospecha cuando, tan a menudo, es la fe la que lleva a los individuos a actos de servicio extraordinarios. El precedente sentado en esta decisión asegura la libertad religiosa de los agentes de policía y podría repercutir en los funcionarios públicos de toda Armenia”, dijo Lidia Rieder, abogada de ADF International.

Libertad religiosa en Armenia

Edgar Karapetyan fue destituido de su cargo de teniente superior de la policía de Armenia a finales de 2018. Había servido en la fuerza policial desde 2001 recibiendo varios premios. Sus jefes lo despidieron por ser miembro de una iglesia evangélica. Le dijeron que podía mantener su trabajo si renunciaba a su fe. Karapetyan se negó y fue despedido. Presentó su caso ante el Tribunal Administrativo que cuestionó la constitucionalidad de la norma que había permitido su despido. El Tribunal Constitucional dictaminó que la prohibición absoluta de pertenecer a una organización religiosa para los agentes de policía era inconstitucional. Este caso fue destacado en el Informe de Libertad Religiosa Internacional de 2019 preparado por la Oficina de Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Aunque el derecho a la libertad religiosa está consagrado en la Constitución de Armenia, las religiones minoritarias pueden tener dificultades para registrarse y son consideradas “sectas”.

“Este oficial se enfrentó a una elección imposible. Nadie debería tener que renunciar a su fe para mantener su trabajo. El derecho a la libertad religiosa es un derecho fundamental que está protegido en todos los tratados de derechos humanos. Acogemos con beneplácito esta decisión que, en última instancia, defiende el derecho a la libertad religiosa”, dijo Robert Clarke, director adjunto de ADF International.

You Can Make an Impact

Visit our campaign page to find out what you can do.

arrow-circle-up Top

Faith-based legal advocacy organization that protects fundamental freedoms and promotes the inherent dignity of all people.