ADF International

Washington Mall
news

Un informe de EE.UU. sobre la libertad religiosa muestra que la persecución sigue creciendo en muchos países

Summary

  • La libertad religiosa se ve cada vez más amenazada a pesar de los pasos positivos que se han dado
  • La comunidad internacional debe esforzarse por alcanzar estándares más altos

WASHINGTON DC (25 de junio de 2019) – Recientemente, el 21 de junio, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Pompeo, publicó el informe anual de 2018 sobre la libertad religiosa internacional. El él se destacan algunos de los éxitos de la libertad religiosa del año pasado, como la liberación del pastor Andrew Brunson de Turquía y de Asia Bibi de Pakistán. Pero también señaló la creciente persecución de los creyentes en países como China, Irán, Eritrea y otros lugares.

“Nadie debe ser perseguido por su fe. Este informe más reciente revela que, si bien ha habido un puñado de éxitos a favor de la libertad religiosa durante el último año, los desafíos siguen aumentando en todo el mundo. Alentamos a todos los gobiernos y organizaciones internacionales a que continúen estableciendo altos estándares cuando se trata de proteger y promover la libertad religiosa internacional”, dijo Kelsey Zorzi, directora de la defensa de la libertad religiosa a nivel global de ADF International.

La persecución religiosa es una amenaza global considerable

Según el informe de EE.UU., así como informes recientes de otros gobiernos, la persecución religiosa está aumentando en todo el mundo. Cerca del 80% de la población mundial vive en zonas donde el derecho a la libertad religiosa está muy restringido.

Algunos países han mostrado avances. El secretario Pompeo señaló que Uzbekistán, por primera vez en 13 años, ya no fue designado como un “país de especial preocupación”, término que se refiere a los países que han cometido “violaciones sistemáticas, continuas y atroces de la libertad religiosa”.

Algunos países de especial interés

Otros países han continuado o incluso aumentado su persecución de las minorías religiosas, y especialmente de los cristianos. A pesar de la absolución de Asia Bibi y de su liberación definitiva tras haber sido declarada culpable de blasfemia, Pakistán ha pasado de una lista de vigilancia especial a ser designado como país de especial preocupación. Más de 40 personas siguen enfrentándose a la pena de muerte o a la cadena perpetua por blasfemia en Pakistán.

El secretario Pompeo describió la “intensa persecución” de los cristianos, los musulmanes uigures, Falun Gong y los budistas tibetanos como “la norma”. La represión de Irán contra los bahaíes, los cristianos y otros sigue sacudiendo conciencias.

“Todos tienen un interés en la lucha”

“No nos detendremos hasta que veamos caer el telón de acero de la persecución religiosa”, dijo Sam Brownback, embajador itinerante de Estados Unidos para la libertad religiosa internacional. Al mismo tiempo, EE.UU. no podría asegurar la libertad religiosa por sí solo, continuó, “necesitamos la ayuda de todos; todos tienen un interés en la lucha”.

La publicación del informe anual de 2018 llega menos de un mes antes de que el Departamento de Estado sea el anfitrión de la segunda reunión ministerial anual para promover la libertad religiosa en Washington, D.C.

You Can Make an Impact

We are committed to cultivating a future in which truth and justice are upheld, and where religious freedom is robustly protected and culturally embraced. Will you join us?

arrow-circle-up Top